Noticias

27 del 01 de 2018

Fin de semana con la mejor Pintura

Ayer sábado, 26 de enero, Anna y el edificio del Palacio lucieron sus mejores galas para festejar el LXXX aniversario de uno de sus vecinos más ilustres, si no el que más entre los vivos. José María Molina Ciges, que naciera el 15 de enero de 1938, regalaba a sus convecinos la posibilidad de conocer parte de su persona en la que ha sido su creación plástica.
Las tres plantas que recaen a la Alameda están repletas de obras y más obras, desde las más antiguas en la 3ª planta hasta las más recientes en la planta baja. Todo un lujo para quienes tenemos a tan acaudalado en laureles, obra colgada en museos, embajadas y colecciones particulares; premios y exposiciones, tanto individuales como colectivas, así como más solicitado por galeristas que un depredador de área por los clubes.
Con todo, lo que más me impactó fue que en todos y cada uno de los catálogos de sus exposiciones, en todos, digo, tras el nombre del artista aparece con similar tipografía “Anna 1938”. Idea subrayada en la convocatoria del evento: Una vida de pintura en Anna.

Quién ha sido, y es, el octogenario festejado fue glosado por Dª Vicenta Roig, Presidenta de La Ñigasa, asociación organizadora del evento, quien subrayó tres líneas básicas:
- la vocación tardía del homenajeado, con ribete femenino incluido
- las tonalidades de su paleta, con el manido recuerdo a la España en blanco y negro de quien no la conoció
- la implicación personal y profesional del homenajeado con su pueblo.

Dª Pilar Sarrión Ponce, en su calidad de Alcadesa de Anna y Patrocinadora del evento, en su nombre y como alcaldesa inició su intervención relatando la sorpresa que le produjo la solicitud a la Corporación del evento al que, recalcó, se sintió impelida tanto como presidenta de la Corporación y vecina como admiradora del homenajeado y su obra. Nunca pudo pensar que el Palacio pudiera tener mejor utilidad ni pudiera ser el marco que merecía la obra de tan ilustre vecino.

Don José María, tal vez emocionado, mostró a los asistentes que lo suyo no es el don de la palabra cuanto lo son su retina y manos, invitándonos a visitarla, contemplarla y gozarla.

Esto fue el viernes tarde.
Hoy sábado y mañana domingo, de 11 a 13 y de 17 a 20, no desperdicien la ocasión de saborear los lienzos –grandes y pequeños– y, sobre todo, la oportunidad de saludar a uno de los grandes pintores vivos que, además, es uno de los nuestros: de Anna.


Desarrollo web: Alberto García | Diseño web: Mª José Cuenca